martes, 29 de julio de 2014

junio (unplugged)

para paul rubio
este poema impermeable
este certificado de existencia. 

 augusto rubio acosta



así fue polito
cuando dejamos el almanzor
hacía frío y te tenía en mis brazos
de pronto pensé en la sublime violencia de los días
en el fondo y el diseño del alba que te entregaba
en las nubes de los cielos y las tardes borrascosas
en las noches transfiguradas en tormenta
hacía frío y te tenía en mis brazos
pensé en las palomas de las plazas que un día perseguirías
en las pompas de jabón y en los versos de tu media lengua
en los trapos rojos de las casas de barro en monsefú
en el camión sin frenos de tu destino

así fue polito
mamá reía y tu hermano se agitaba
así llegó el ultimito a nuestra casa
el mejor de los solcitos para el encabritado invierno
¿qué tan acerado será el límpido azul de los horizontes, no?
¿cuál será la verdadera edad de los colores del alma?
¿por qué papá habrá dejado su lámpara encendida en la oficina?, ¿qué significa?
¿por qué los autos en balta se tragan kilómetros de kilómetros de sueños?
hacía frío y te tenía en mis brazos
se estremecía mi vida mientras graffiteaba en el jirón cabrera
“por los abrazos y los fuegos
por las lágrimas de alegría
por tus ojos abiertos y nuestra copa en alto: bienvenido”

cuando dejamos el almanzor
mis palabras de arena (increíblemente)
no se las había llevado el viento
el corazón empujaba como una danza kañaris tum-tum
y tú habitabas nuestros ojos
a medianoche cerré temblando la edición del periódico
para escribir este poema
para que el día que la policía te pida papeles
le entregues esto y lo tengan muy claro
de dónde vienes
hacia dónde vas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

only write

Publicar un comentario