martes, 27 de julio de 2010

Arguedas, Chimbote, "El zorro de arriba...", 100 años...

Arguedas, el escritor de los encuentros y desencuentros de todas las razas, de todas las lenguas y de todas las patrias del Perú, cumplirá 100 años de nacimiento en enero del próximo año. Testigo de excepción, fotógrafo activo y escritor comprometido en la lucha por cambiar nuestra realidad, Arguedas nutrió siempre su vida y creación literaria de lo que pasaba en su tierra, de lo que sucedía con el pueblo, especialmente con los campesinos, artesanos, músicas y artistas populares.
José María Arguedas llegó a Chimbote en los sesentas con un proyecto de investigación apoyado por la Universidad Agraria de La Molina, en cuya área de Ciencias Sociales era profesor; el escritor visitó varias veces nuestro puerto para entrevistar a los migrantes recientes, pero su proyecto académico pronto se transformó en el plan de una novela póstuma que empezó llamándose «Harina mundo», luego «Pez grande», y finalmente «El zorro de arriba y el zorro de abajo».
Nuestro puerto se le aparece a Arguedas como un formidable laboratorio humano, tan infernal y terrestre como sobrenatural y utópico. Y en Chimbote sus huellas siempre han estado ahí, aquí viven y siempre estarán presentes porque los chimbotanos le debemos mucho.
Por estos días, un colectivo humano formado por gestores culturales, escritores y anónimos ciudadanos de Chimbote enhebran lo que dentro de poco se hará público como una serie de actos culturales en Homenaje al Centenario del natalicio de José María Arguedas. Proyecto e iniciativa que nace de la sociedad civil y que espera contar con el respaldo de instituciones públicas y privadas para conmemorar como se merece al personaje que quien sabe -a través de su mítica novela- más le ha dado a nuestra tierra y la hecho conocida en los más distinguidos círculos académicos. ¿En qué consistirá el homenaje? Ya les contaremos, de momento les adelanto que se realizará en varias jornadas y en diversas fechas y rubros: desde la literatura hasta la sociología, desde la plástica hasta activismo cultural en las calles de la ciudad que amamos. Este es el primer post de una serie, de los muchos que seguramente vendrán en los días que siguen. Por aquí nos encontramos...

1 comentario:

  1. Arguedas, siempre Arguedas. El maestro vive en mi corazón, en el corazón de todos los peruanos que sentimos el Perú bien adentro. Estaremos atentos, miramos hacia Chimbote.
    Zulma Chávez de Dueñas
    Lima 21

    ResponderEliminar

only write