miércoles, 25 de febrero de 2009

Por fin en nuestras salas

La violencia cotidiana sufrida en la época del terrorismo en Ayacucho, hace que Perpetua, una mujer mayor que vive exiliada en Lima, le transmita a su hija Fausta (Magaly Solier) lo que en los Andes llaman la enfermedad de la Teta Asustada. Una extraña creencia, o más bien un mito de la serranía andina, sobre una enfermedad que cargan los hijos de las mujeres que fueron violadas y maltratadas durante sus meses de embarazo en la época de Sendero Luminoso. Se piensa que la leche materna de aquellas víctimas se infecta de terror y se traspasa a sus hijos llenándolos de un miedo atávico.

Tras este hecho traumático, Perpetua y Fausta sólo se comunican cantando. Fausta acusa la enfermedad en momentos de miedo y tensión extrema sangrando por la nariz y conviviendo con el temor latente a la violación. La historia arranca cuando Perpetua muere y su hija Fausta quiere repatriar sus restos y enterrarla en su aldea natal. Pero pronto se descubre que Fausta oculta algo más: una decisión incubada por su propio temor a repetir la terrible experiencia vivida por su madre.

Ganadora del Oso de Oro en el reciente Festival de Berlín, el film llega a nuestras salas este 12 de marzo. Criticada por muchos sectores, la cinta de Claudia Llosa -acusada de cierto fundamentalismo, de poseer conceptos torcidos, poses insoportables y hasta de "haber sido rodada para recalar en el gusto de los organizadores del Festibal de Berlín- continúa siendo un misterio para quienes aún no la hemos visionado. Habrá que esperar hasta el 12 de marzo para proponer lecturas desde nuestras propias subjetividades.

1 comentario:

  1. Estimado Gucho,tu sinopsis de la película es buena, pero me da que pensar que tomes en cuenta una crítica ignorante (puesto que la película no ha llegado a salas en el Perú),eso me parece deleznable.
    Me parece que la película es un mérito de la mujer peruana que demuestra que unida,puede lograr grandes cosas.
    No se de que fundamentalismo hablan y poses.
    Veamos la película y como toda obra de arte el criterio es subjetivo.
    No hay que seguir los criterios de análisis fuera de lugar.
    Mérito aparte es la actuación de Magaly Solier actriz que,aun sin formación actoral alguna,demuestra su valía.
    un abrazo,
    literaverba

    ResponderEliminar

only write