miércoles, 18 de febrero de 2009

Perdonen la franqueza

Augusto Rubio Acosta

No hay nada que me joda tanto como escuchar a los políticos caducos, lamentables e hipócritas, hablar de moral y prometerle al pueblo -en la plaza o en cualquier noticiero de TV- la ansiada estabilidad económica, asegurar que habrá empleo suficiente para todos y que al fin se desterrará la pobreza, la injusticia, la maldita corrupción.

No hay nada que le reviente más a éste cimarrón que leer publicaciones pésimamente escritas; me jode hasta el límite estar en la cola del estadio, del paradero interprovincial o de saludo del matrimonio, y que alguien (alguna fémina atractiva o vieja decrépita) pretenda “colarse”. Me revientan los cantantes sin voz en el mejor de los karaokes; las mujeres vulgares, “lanzas” y sofisticadas; los que dicen ser periodistas pero la profesión les queda grande a pesar de sus estudios de postgrado. Me joden además los peloteros de fin de semana (¿acaso no tienen nada que hacer?) y el respectivo “full vaso”; los padres que compran metralletas de juguete a sus hijos; los menores de edad que mueren de una bala perdida y por la espalda; los TLC; la gente hipócrita; los piscos peruanos pero “chilenos”; los que dicen “Que Dios te bendiga” si les das una quina; tantas cosas…

Para variar, este pechito odia a quienes crían perros y no saben cómo cuidarlos o evitar que muerdan al prójimo (después se escudan en seudo asociaciones protectoras de animales); odia a la Policía (en verdad no la odio sino la desprecio) y a sus abusivos y corruptos integrantes. A este cimarrón le jode (además le da risa) que los ignorantes del Gobierno Regional de Áncash no tengan un solo proyecto de desarrollo cultural en su lista de prioridades; le revienta que los municipios de la provincia no promuevan la lectura y todo lo vean construir “Mercados Mayoristas” a media cuadra del chongo y “Polideportivos” sobre los desolados arenales. Me da bronca los que se emborrachan y provocan trifulcas, los que afanan hembritas con sonrisa fingida, los profesores que no nunca leen (y jamás leerán) y los tristemente célebres jueces y trabajadores del Poder Judicial, el edificio ése que nos avergüenza a todos.

Me dijeron que no debería escribir sobre las cosas que odio sino aquéllas que no odio, que sería más sencillo para mí –dada mi naturaleza- “carburar” sobre ello. Gastaría menos papel, seguro; ¿por qué no mencionas sólo lo que te agrada, Augusto?, usarías menos tiempo y los aburridos conductores de “Escenario público” no estarían mirando el reloj a cada rato…

El hecho es que detesto también que la gente gaste su plata yendo al estadio a ver a la selección peruana (qué triste), y me irrita que existan quienes creen que el José Gálvez algún día llegará a la Libertadores (son tan ilusos). Me da náuseas comprobar que la prensa vendida gana cada vez más adeptos, que aparezcan más locutores de programas chicha y tristes periódicos y revistas dedicados a la farándula, al fútbol y al seudo periodismo. Olvidaba decir que me revienta sobremanera que al tema cultural las autoridades no le den importancia (allá ellos, que se jodan). Podría matarlos a todos, pero no creo que valga la pena; además me ensuciaría las manos, son demasiadas las cosas que me molestan y sólo he podido acordarme de algunas de ellas en esta combi camino a mi Taller de Teatro. Me toca bajarme, ¡esquina bajan, tío! Mi vuelto, pe´… Sé que este chofer y su inmundo cobrador podría ser uno de los personajes que he nombrado hoy y sobre los que he escrito en ésta mi libreta que siempre me acompaña. Es todo, amigos; tranquilos no más, yo no los odio. Me jode sí que no me escuchen (perdonen la franqueza), que cambien de emisora y sintonicen al animal ése de la otra radio (la que ¡sí mueve!). Es tarde; ¡pie derecho, pie derecho! ¡Ya bájate, oye, Cabeza e´ libro!...

14 comentarios:

  1. absolutamente necesario.
    kill them!

    zu

    ResponderEliminar
  2. faltan varios más. por ejemplo faltan los regidores, las suegras, los profesores jalados en masa en el último examen para postular a las plazas docentes. fantan, augustoooo!!

    maría

    ResponderEliminar
  3. yo odio a todso esos, pero también a los malos poetas, a loa falsos predicadores religiosos, a los que tocan la puerta los dopmingos sin ningún reparo y sustento de lo que dicen... puchs.

    elena

    ResponderEliminar
  4. tío.
    agrega a los abogados vendidos, solo te has acordado del PJ. agrega a los empresarios explotadores...
    merodeador

    ResponderEliminar
  5. calma, muchachos, me temo que tngo que hacer una nueva lista.
    en todo caso los invito a un crimen masivo. uds dirán...

    ResponderEliminar
  6. Buena Augusto!

    Saludos

    Carlos

    ResponderEliminar
  7. Augusto, cada que te leo es un cague de risa y me alegra el resto del día, pero lo que me jode es que los políticos, escritores, periodistas no te lean y si abren un periòdico es para ver su horòscopo. Tú sigue jodiendo y yo gozando. Te abraza, tu pata,
    Percy

    ResponderEliminar
  8. Nos seguirán llegando al pincho,los burócratas imbéciles,los dirigentes fracasados,las autoridades despintadas,prefiero la sinceridad del amor al aire libre y sin tapujos, correrme la paja en un simulacro de fuga de este pandemonio infernal.
    Me llega al pito la injusticia, pero igual tengo que respirar este aire fétido y nauseabundo de realidad...ag!!!
    Agárrense, bienvenidos al Averno y asi nos tiremos mil pajas las viejas cucufatas siempre impondran sus "sabios" modales...
    Démos una lección de lucidez aunque nos sigan pateando los huevos...
    Bien gucho,la lacra nos carcome, pero tenemos que respirar mientras el aire aun sea nuestro...
    literaverba
    un simple mortal que abraza tu mano de causa

    ResponderEliminar
  9. ya nadie lo aguanta. cuanta falta hace la lucidez... suscribo tus palabras literaverba.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Mi querido Lakra:
    Sospecho que esto lo escribiste luego de una cruda con ron
    y una resaca de de tres días con volantín y todo.
    Es bueno tener noticias tuyas de cuando en cuando.

    Fransiles Gallardo

    ResponderEliminar
  11. no sabía que eras tan "lakra" y tan "querido". jeje
    a mi me encantó la forma de decir las cosas, así tan directas y sinceras. ojalá te animes a exterminarlos a todos esos. cuenta con este pechito (upps) como cómplice de homicidio agravado.
    un abrazo desde lima...
    glori

    ResponderEliminar
  12. BIEN DICHO GUCHO, Y TIENES ADEPTOS POR DOQUIER.... , TIENES FUTURO GUCHO.. PERO Q HAY DEL FULL VASO,; ESTE SABADO VOY A TOMAR UNAS CHELAS QUE NADA TIENE QUE ENVIDIAR COMO LAS PROPAGANDAS Q HAY TANTA TETAS Y CULOS ASOMANDOSE, PERO TE FALTO UNA COSA JAJAJAJAJ TAMBIEN QUE RENIEGUES SOBRE LAS COMPUTADORAS DE LA CABINA DE INTERNET QUE TENGO JAJAJJA

    SIGUE ASI GUCHO ..... Y CUIDADO CON LAS COMBIS

    ResponderEliminar
  13. Estimado Augusto:
    Que bueno que nuestra capacidad de indignación tenga pies y cabeza.
    Tomemos en cuenta tambien que aveces nos brindan un salvavidas y tal vez hay que dar brazadas que gritar al viento.
    Lo felicito por su sorprendente capacidad para narrar.
    Eduardo Galeano en su obra "patas arriba" nos ilustra tambien con vehemencia sobre los ultimos momentos de esta sociedad.
    Muchas gracias por tener la deferencia de enviarme sus escritos.
    Un fraterno abrazo
    Alfredo

    ResponderEliminar
  14. ayer escuché esta crónica vía radio santo domingo. enhorabuena !!!

    bertha l.

    ResponderEliminar

only write