domingo, 2 de mayo de 2010

Ginsberg: sus fotografías y la generación del 50

La National Gallery abre hoy la primera retrospectiva de las fotografías del poeta Allen Ginsberg, quien al comprarse una cámara de 13 dólares se convirtió en el retratista inesperado de unos jóvenes que darían nombre a la generación Beat. Hasta el 6 del septiembre, la galería de Washington muestra esta crónica íntima y testimonial de la vida de escritores como Jack Kerouac, Neal Cassady o William Borroughs, de sus aventuras sexuales y viajes exóticos que solían acompañar con la experimentación de LSD y todo tipo de drogas.
Las ochenta fotografías roban "momentos sagrados", como Ginsberg decía, desde el grito de una juventud dorada, como la expresión de Kerouac imitando una cara "a lo Dostoievski", a una vejez atormentada, en el último día que el escritor de "On the road" visitó el apartamento del poeta antes de morir. Ginsberg fue el mayor promotor de aquel grupo de artistas bohemios que se acogió a las ideas de su provocador "Aullido", el poema síntesis de su crítica a una cultura carcomida y que llevó a su editor ante el juez por la "obscenidad" de la obra. Pero al mismo tiempo que sus ideas inspiraban a una generación que corrompió la moral puritana y conformista de la década de los cincuenta de Estados Unidos, Ginsberg se convirtió, sin pretenderlo, en su mejor retratista. (La nota completa vía epa)

1 comentario:

  1. Gracias por la nota sobre Kerouac,Gucho. Kerouac siempre presente con su prosa espontánea.

    ResponderEliminar

only write