domingo, 29 de marzo de 2009

Absolutamente anónimo

Calva incipiente, gafas, delgado: así aparece retratado el escritor Patrick Süskind en una de las últimas fotos autorizadas por él, de 1986. El autor del best seller mundial El Perfume es uno de esos escritores que prefieren la invisibilidad y el bajo perfil a la exposición en los medios.

Desde hace años no se muestra en público, mientras su rastro se pierde entre Munich, París y el sur de Francia. Se niega a dar entrevistas o a escribir columnas o comentarios. Hoy cumple 60 años, pero el escritor prefiere las celebraciones en privado.

Nadie lo reconocería si se mezclase entre la gente. Ni siquiera asistió al estreno mundial de la película basada en su de su obra más importante, El Perfume, en 2006.

El escritor saltó a la fama mundial en 1985 con El Perfume. La novela, concebida en principio como un cuento corto, relata la vida y muerte del joven Jean-Baptiste Grenouille, una criatura fea con un sentido del olfato sobrehumano. En la búsqueda de un perfume que le abra las puertas a su entorno, se convierte en asesino en serie hasta llegar a un trágico final. El libro figuró durante nueve años en la lista de los más vendidos en Alemania y fue traducido a 45 idiomas.

Süskind nació el 26 de marzo de 1949 en Ambach, una localidad a orillas del lago Starnberger See, al sur de Múnich, de padre periodista y escritor. Estudió historia en Múnich y Francia, y durante esta época comenzó a escribir sus primeros relatos y guiones.

También destacó como dramaturgo. El contrabajo (1980) es una de las piezas más escenificadas en los teatros alemanes. Dos años después del éxito de El Perfume publicó la narración La paloma. Le siguieron La historia del señor Sommer (1991), Amnesia in litteris (2002) y Sobre el amor y la muerte (2006). Pero ninguna fue tan bien recibida por el público como El Perfume.

Junto con el director Helmut Dietl escribió los guiones de las populares series televisivas Monaco Franze y Kir Royal y de la película Rossini, por la que recibieron un premio del Minalemán del Interior. Pero Süskind tampoco se dejó tentar por galardones y prefirió seguir disfrutando del anonimato.

1 comentario:

  1. efectivamente gucho, a Susskind ya no se le volvió a oír y su novela El perfume es una narración que nos atrapa por la dimensión humana que le da el autor a un sujeto nacido en la inmundicia.

    ResponderEliminar

only write