viernes, 20 de marzo de 2009

Warmi: puro, original y complejo

"Quemarropa", el blog de Sandro Mairata, comenta "Warmi", el disco que Magaly Solier presentó hace tres días en un abarrotado Centro Cultural Ricardo Palma de Miraflores:

Escrito en breves anotaciones desde que tenía unos ocho años de edad, Warmi, el disco debut de Magaly Solier, cumple dos sueños. Para Solier, el sueño del primer álbum propio, compuesto por ella misma con canciones que demoraron una vida en cobrar su forma final. Y el segundo para nosotros, un sueño nacional, al darnos un disco conceptual de música andina como no se ha grabado nunca antes en el Perú. Algo que todos, sin saberlo, habíamos estado esperando.

Warmi tiene el nivel de rigor de cualquier investigación musical hecha desde la perspectiva negra por artistas como Susana Baca, con la diferencia que la locación aquí es el ande y su cultura, y quien nos guiará en este carrusel emotivo -por momentos aterrador y en otros festivo- no es una investigadora, sino una protagonista testigo de lo que canta. Escépticos: abstenerse, pierden su tiempo. Warmi no es obra de un productor intentando sacar provecho de Solier, ahora que La Teta Asustada ha vuelto a su protagonista la engreída de casa. Con Oso de Oro o sin Oso de Oro, Warmi se estuvo gestando hace mucho, y si alumbra durante el mejor momento en la carrera de Solier no debe tomarse sino como el presagio de un futuro más grande para ella.

Solier pudo hacer un típico álbum mediocre de actriz-queriendo-ser-artista, llenándolo de ritmos tropicales, colgándose una guitarra acústica al hombro y usando faldas coquetas mientras declaraba amores ficticios con letras fabricadas por los profesionales del negocio. En su lugar, optó por grabar un tema embriagador como “Viento que Corre”, una evocación poética en que Solier se atreve a llamarle la atención a una de las fuerzas más poderosas de Natura por ser envidioso de los campos y praderas “porque a ti no te pueden tocar”. O gritar “¡Licuuuuuuuuuuuuucha!” en medio de una letra como “ya vienen las nubes negras / escoltadas por los truenos / por los rayos / por los relámpagos”. (”Para Para”, “Lluvia Lluvia” en castellano) “Ripu Ripusajmi” es más visceral y directa, sin tiempos para metáforas ociosas: “Seguro tu padre borracho / seguro tu padre machista / siempre que decides marcharte / siempre te golpea tu padre”.

Warmi es así: puro, original, complejo. Cuánto esnob local quisiera componer estas letras. Cuánto seudovanguardista estas canciones. Pero aún entonces, se necesitaría una Magaly Solier para poder interpretarlas como se debe. Eso es algo que en la ciudad pocas veces se aprende y tantas otras se olvida.


* La foto es de malaspalabras.

3 comentarios:

  1. Magaly Solier ha demostrado que es una artista multifacética y merece toda nuestra admiración.
    Bien Magaly!!!
    literaverba

    ResponderEliminar
  2. magaly ejemplo de las mujeres peruanas. gracias por darnos tanto orgullo.
    peruanaza!
    carlos hernán llanos
    DNI 32349811

    ResponderEliminar

only write