lunes, 11 de octubre de 2010

Lucho Oliva canta en el cielo. ¡Llora corazón!

El fin de semana Chimbote sufrió la irreparable pérdida de la mítica voz de Los Rumbaney, Lucho Oliva. El sonero mayor luchaba desde hace varios años contra una terrible enfermedad que lo minaba día a día, pero que jamás pudo arrancarle la sonrisa del rostro, la buena predisposición para conversar con los amigos, y sobre todo el afán de continuar entregándonos sus mejores canciones. En esta trinchera lo recordamos de las noches bohemias en La Taberna, subiendo al escenario de tantas jornadas musicales, conversando animadamente o ensayando en El Trapecio para aquel inolvidable concierto que dieran Los Rumbaney el día que Chimbote cumplió 100 años de vida política.
Lucho Oliva ya no está entre nosotros pero no ha muerto, Lucho Oliva vive porque su voz es leyenda y su entrega por la música un ejemplo para las futuras generaciones. Lucho Oliva vive porque Fernando Cueto lo convirtió en personaje de su célebre novela "Llora corazón" (2006), porque la crónica de una amplia entrevista que le hiciéramos fue publicada en Mundo cachina (2007), y porque los chimbotanos y galvistas de corazón continuarán cantando siempre ese himno portuario que se llama "A Chimbote", símbolo de pertenencia y cariño a esta tierra que nos ha visto nacer, crecer y desarrollarnos.
Comparto con ustedes una canción y la última entrevista que le hiciéramos en junio del año pasado (pueden visualizarla aquí). ¡Adiós Lucho, hasta siempre amigo!

1 comentario:

  1. LAMENTO LA MUERTE DE LUCHO OLIVA, CHIMBOTANO. DESEO SABER SI EL LUCHO OLIVA PERUANO ES EL MISMO DE "LUCHO OLIOVA Y SUS MELODICOS" DE MUCHA FAMA EN CHILE Y POR SUPUESTO EN PERU. A ESTE ULTIMO LE FALTABA UNO O DOS DEDOS.

    ResponderEliminar

only write