jueves, 7 de octubre de 2010

Vargas Llosa es Premio Nobel: ¡Que viva el Perú!

Mi relación con Vargas Llosa y su literatura empezó temprano (de manera fortuita), se inició cuando aún practicaba el básket, cuando iba a la parroquia Virgen de la Puerta los domingos, mientras leía los periódicos que compraba mi difunto padre, el tiempo en que aún no me atrevía a saltar la valla que la timidez me imponía y cuando todavía admiraba a los bisoños futbolistas del Alianza Miramar.
Tere -mi madre- me obsequió a los once años "Pantaleón y las visitadoras", sin saber a ciencia cierta lo que me estaba obsequiando. Libro magníficamente escrito (cuya primera edición de 1973 guardo como un tesoro en la biblioteca familiar), el recuerdo de su lectura trae a mi memoria las hermosas y alucinantes tardes en que me sumergí en el corazón de la amazonía peruana junto a un capitán del ejército peruano y su legión de prostitutas. En su momento, disfruté plenamente el humor del libro, reflejo fiel de los elementos culturales del Perú, de Latinoamérica toda.
El siguiente libro de Mario que llegó a mis manos fue "Los cachorros", prosa breve y fluida, impactante y simbólica, realista y total; crítica abierta a la presión que ejerce nuestra sociedad sobre el individuo diferente, Pichulita Cuéllar representó para mí la castración, el miedo y el fracaso:
"A veces ellos se duchaban también, guau, pero ese día, guau guau, cuando judas se apareció en la puerta de los camerines, guau guau guau, sólo Lalo y Cuéllar se estaban bañando: guau, guau, guau, guau..."
Así empezó el vicio, así se iniciaron las lecturas continuadas de cada una de las obras que Mario iba publicando. De "La casa verde" a "La ciudad y los perros", de "Conversación en La Catedral" a "Historia de Mayta", de "Los jefes", "La guerra del fin del mundo", "La fiesta del chivo", "El paraíso en la otra esquina", a sus notables ensayos literarios publicados en "García Márquez: Historia de un deicidio", "La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary" y "El lenguaje de la pasión". Podríamos llenar el post con los excepcionales libros que ha escrito uno de los más ilustres sanmarquinos, con su teatro y sus ensayos periodísticos, con sus memorias reunidas en "El pez en el agua" (libro donde narra la devastadora experiencia que le significó postular a la presidencia del Perú y ser derrotado en las urnas por quien se convertiría en el dictador Fujimori).
Recordamos a Mario en el mitin contra la estatización de la banca en la Plaza San Martín, la memoria va y viene y nos trae el célebre debate electoral de 1990 y los graffittis en las calles de Lima donde la escalera del Fredemo lucía cuesta abajo y de cuya parte superior pendía un ahorcado. Vargas Llosa ha sido siempre el gran novelista a imitar, a superar (aunque parezca imposible hacerlo). Durante mis años de vida teatral recorría Miraflores a pie con un grupo de amigos, tratando de ubicar los escenarios de sus novelas. Una a una fuimos consiguiendo las primeras ediciones de sus libros, bibliofilia que mantenemos hasta ahora y que se ha convertido en una enfermedad felizmente incurable.
Mario Vargas Llosa, el excepcional escritor peruano, fue galardonado esta mañana con el Premio Nobel de Literatura 2010. El anuncio oficial está aquí en inglés, sueco y español. El autor fue distinguido "por su cartografía de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes sobre la resistencia, la revuelta y la derrota individual", despertando en éste blogger ese antiguo sentimiento de admiración que le tenía y que ha sido volcado en el time line, en el twitteo del jueves que recién termina. Gracias a Mario, hoy nos sentimos más orgullosos que nunca de ser peruanos, palpitamos desde Chimbote con esta grata noticia, regresamos a nuestra infancia y nos abrazamos también con ustedes nuestros queridos lectores. Vargas Llosa es Premio Nobel de Literatura. Soy peruano. ¡Que viva el Perú!


Lea un imprescindible dossier sobre la vida, obra y pasión del galardonado escritor peruano vía
El País. Su biografía está disponible aquí. Para visualizar las fotografías del Nobel basta un click. El primer capítulo de "El sueño del celta", la nueva novela de Vargas Llosa que aparecerá en noviembre lo lees aquí. Escribir es servidumbre y gozo.

1 comentario:

  1. Felicidades a Vargas Llosa por su premio NOBEL.
    No he tenido oportunidad de leer mucho de él, sólo Pantaleón y las visitadoras y debo decir que me encantó.
    Sin embargo intenté leer LA GUERRA DEL FIN DEL MUNDO, y no pude terminar de leerla porque se me hizo muy pesada.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

only write