martes, 4 de enero de 2011

Vila-Matas: Literatura, vida y decepción

El escritor Vila-Matas ha asegurado que en el noventa por ciento de las ocasiones se sucede una "decepción" ante el análisis de la vida y obra de un autor, una relación que los lectores tratan de trazar y que "no es lo importante", porque "hay libros muy inteligentes escritos por un imbécil".
La obra, temática o incluso reivindicación que un autor plasma en sus novelas y la filosofía de vida del escritor son aspectos que "rara vez coinciden", ha explicado Vila-Matas. Así, ha argumentado que aunque exista una "decepción cuando se conoce que el autor no responde a lo que predica, si interesa su ficción, que es lo que se lee, da igual la vida que haya llevado".
Esta falta de coincidencia entre vida literaria y personal de los autores responde a que "todos somos humanos cargados de vicios y defectos" y a que la obra está "descomunicada" de la realidad de cada uno.
Con esta visión de que lo importante de una novela es su contenido y no la trayectoria profesional de su creador, Vila-Matas ha explicado que en su caso no ha sentido esta decepción que igual han manifestado otros lectores en casos como por ejemplo Bertold Brecht, que "era tan comunista pero le encantaban los coches de carreras"...

1 comentario:

  1. La "literatura" y su relación con la "psicología aparente" de sus autores es un camino pedregoso lleno de subjetividades, complejidades y otros factores no tan fáciles de interpretar, acorde a la naturaleza y a la vida subjetiva de los mismos. La profundidad psicológica de las obras, la intención, etc.
    Realmente hay muchos autores actuales que solo se dejan llevar por metas monetarias y una carrera de best sellers que le pueda dejar un contrato con cierta editorial. Libros por contrato.
    En la época actual los clichés, las modas y tendencias, también pueden limitar la originalidad creativa de los autores "trend authors" quienes solo conciben literatura bajo unos preceptos ya preconfigurados. Entonces toda esta atmósfera efímera empieza a pulular como una gangrena sin límite.
    El estilo literario, el tipo de prosa, la tinta política ( correcta, incorrecta, la izquierda, la derecha ) sesga totalmente la oferta y esta incide en la demanda. La literatura de primera plana, los escritores del establecimiento, vs los prosos malditos, anatemizados, desterrados a la oscuridad eterna.
    Creo que hay muchos factores más en juego que la historia personal de un autor, pues estamos en una sociedad globalizada y manipulada, estigmatizada por la vacuidad, la estupidez, la falta de contenido, la carencia total de humanidad.

    ResponderEliminar

only write