sábado, 27 de agosto de 2011

El Jilguero del Huascarán: cantor del pueblo

Hace un par de años, el Museo de Artes y Tradiciones Populares del Instituto Riva Agüero de la Pontificia Universidad Catòlica del Perú, inauguró en sus instalaciones la exposición itinerante: “Ernesto Sánchez Fajardo. El Jilguero del Huascarán, Cantor del Pueblo”, muestra en homenaje a la destacada trayectoria de este artista tradicional que nació en Bambas (Áncash) en 1928. Desde entonces, la exposición ha recorrido pueblos, villorrios y ciudades del país donde se ha exhibido en diversos espacios académicos y no académicos. Esta semana, de casualidad, volvimos a encontrar la muestra en la Plaza de Armas de Chimbote (aunque en esta versión no incluya la galería de objetos pertenecientes al autor y su entorno originalmente exhibida).
Del "Jilguero", a decir verdad, desconocíamos muchas cosas, empezando por su vasta producción discográfica. Ignorábamos, por ejemplo, que Jose María Arguedas fue quien lo indujo a grabar sus primeros discos y que al respecto escribió lo siguiente:

"… Me honro con su amistad desde hace más de 15 años…. Cuando ha interpretado ya cinco o seis canciones y hace como que se va del escenario, el alarido del público se repite. La multitud silba y aplaude, se pone de pie, exige que vuelva, vocea al mismo tiempo nombres de las canciones que “El Jilguero” ha compuesto y hecho famosas… El jilguero ama ese público… Toca la guitarra con dulzura y sus canciones recorren casi todo el registro, todos los matices de la emoción popular: el amor intenso y correspondido, el desengaño, el desafío a la adversidad, la protesta contra la opresión social y la injusticia de ciertas autoridades, el despecho, la ironía cáustica o piadosa, la broma inintencionadamente sensual, la ilusión de un amor próximo y purificador….Id a oírlo en su centro vivo en un Coliseo y os hablará del Perú nuevo, mestizo, no indio, a la propia corriente de las venas, directamente".

(Suplemento Dominical del Diario El Comercio. Lima, 8 de julio de 1962).


Sánchez Fajardo inició su carrera en 1942 y poco a poco fue conquistando la capital con sus bellas composiciones, calando hondo en el sentir popular. La voz de El Jilguero del Huascarán, dotada de gran sensibilidad, hizo que destacara rápidamente para cantarle a miles de paisanos afincados en la capital quienes, los fines de semana, se reunían en los famosos “coliseos”, espacios de encuentro para recordar la música y el canto andino, el sentimiento de la tierra, el amor y sus costumbres. Uno a uno se sucedieron los discos, los premios, las giras y festivales, los coliseos repletos de migrantes nostálgicos en la gran ciudad, su incursión en la radio y el liderazgo iniciático exigiendo universidad para Áncash. El Jilguero del Huascarán organizó también a los artistas. Fue fundador y secretario general del Sindicato de Artistas Folklóricos del Perú y presidente de la Federación Nacional Folklórica del Perú. Entre los años 60 y 70 hizo mucha labor social llevando ayuda a las cárceles, dando conciertos en provincias, contactándose con sindicatos y estudiantes, usando las armas que le habían otorgado sus canciones, el arraigo popular.
De Sánchez Fajardo se podrían decir muchas cosas. Recordar su trabajo legislativo, su participación en la Asamblea Constituyente de 1979 y las Palmas Magisteriales que recibió en 1988. El Jilguero tiene un blog donde se puede acceder a enlaces de interés y una cuenta en Myspace para quienes aman su música. Aquí un vídeo disponible en Youtube (entrevista a July Sánchez Fuentes, su hija). Para más detalles, la exposición itinerante “Ernesto Sánchez Fajardo. El Jilguero del Huascarán, Cantor del Pueblo” está abierta gratuitamente hasta el 10 de septiembre en el jirón Enrique Palacios 341 (Sala de Arte), un acierto del Área de Cultura de la comuna provincial en una urbe multicultural y pluriétnica como la nuestra.

2 comentarios:

  1. Te agradezco Augusto por la nota, uno de los principales objetivos de esta muestra itinerante que se originó el 11 de diciembre del 2008 gracias al apoyo del entonces INC y la gestión de la Sucesión Sánchez Fuentes es la difusión del aporte de Ernesto Sánchez Fajardo a la cultura musical tradicional ancashina entre las jóvenes generaciones.
    Así como su figura trascendental en la revaloración de una generación de migrantes que se lanzó a la conquista de la capital, logrando sea escuchada la voz de un sector de peruanos que hasta ese momento era marginado.
    Un abrazo fuerte y estaremos visitando la amigable ciudad de Chimbote.

    July Sánchez Fuentes
    Sucesión Sánchez Fuentes
    http://jilguerodelhuascaran.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Escuche al Jilguero del Huascarán aquí: http://easyjams.blogspot.com/2012/01/folklore-peruano-vol-2-various-artists.html

    ResponderEliminar

only write