miércoles, 29 de abril de 2009

Ballard, Radiohead, Joy Division

Gracias a una nota tomada de La Tercera y proporcionada por nuestro amigo Lector miserable, hablamos hoy de Ballard, el recientemente fallecido novelista inglés, quien capturó las obsesiones más oscuras de la sociedad moderna. Spielberg y Cronenberg cayeron rendidos a sus novelas, y en la música popular su influencia se deja sentir en Joy Division y en la banda de rock que más mueve a este blogger: Radiohead.

En los 70, Ballard miraba de vez en cuando las revistas New Musical Express de su hija adolescente. Creía que el punk era "hermoso y peligroso", pero reconocía que cada vez que escuchaba rock le dolía la cabeza. En la vereda del frente pasaba algo distinto: Ian Curtis, el líder de la legendaria banda post punk Joy División, solía encerrarse con las novelas de Ballard mientras componía el segundo disco del grupo, Closer (1980). De hecho, la canción que lo abre se llama La exhibición de las atrocidades, título del libro más experimental del escritor.

Fallecido el domingo 19 de abril, la onda expansiva del apocalíptico Ballard cruzó los terrenos de la literatura: Estudió medicina, fue piloto de aviación, guionista, extra cinematográfico y hasta incursionó en la plástica.

David Cronenberg sería quien llevase a la pantalla grande toda la perversidad de Ballard con su adaptación de Crash (1996). Pero los fanáticos también destacan otros filmes: El imperio del sol, Ballardian.com, The atrocity exhibition (2000), y Aparelho voador a baixa altitude (2002).

Mientras Vincenzo Natali adapta actualmente su novela Rascacielos (1975), Ballard sigue resonando en la música popular. La cadena de videos musicales MTV salió al aire en 1981 citando oblicuamente al escritor: el primer video que exhibió fue el de la canción Video killed the radio star, que el grupo Buggles escribió inspirándose en un cuento de Ballard, The sound sweep.

También bandas como Suede, Manic Street Preachers, Gary Numan y The Klaxons han reconocido la influencia de Ballard. Thome Yorke, el líder de Radiohead, ha ido más allá. No sólo el influjo ballardiano está en las canciones Airbag y Lucky, del OK Computer (1997), el más celebrado álbum de la banda. Yorke además reconoció su inspiración durante el trabajo de su último disco, In rainbows: subió al sitio web del grupo los pasajes más anticonsumistas de la novela Bienvenidos a Metro-Center (2006) de Ballard. Yorke no es un fanático a la moda, sino un lector de años: "Ballard giró un espejo sobre nuestro mundo y reveló las creaciones transparentes y disfuncionales que operan entre nosotros. Era un trabajo sucio, pero alguien tenía que hacerlo", dijo esta semana.

1 comentario:

  1. Una pérdida más,Ballard nació en Shanghai en noviembre de 1930 y vivió el cautiverio durante la invasión japonesa lo cual contó en su novela El imperio del sol,llevada al cine por Spielberg.De lo que he leído de él me quedo con Crash una versión distópica del mundo contemporáneo donde se mezcla la mecanización con el sexo y la mutilación;también destaca su libro de cuentos "Playa Terminal" (Editorial Minotauro,1964).Con frecuenia se le comparó con autores como Melville,Burroughs y Bradbury.Hasta siempre James Graham Ballard.

    ResponderEliminar

only write