martes, 15 de septiembre de 2009

"En octubre no hay milagros" en Buenos Aires

El prestigioso escritor Oswaldo Reynoso (Arequipa, 1931), invitado por el CCEBA, llegó esta semana a Buenos Aires para presentar la novela En octubre no hay milagros. Es la primera vez que Reynoso llega a Buenos Aires y, dato curioso, lo hace para presentar una novela que fue publicada originalmente en 1965.
¿Fue escandalosa la salida de la novela?
Primero, cuando publiqué mi libro Los inocentes, hubo escándalo porque decían que eso no era literatura. Que literatura debía escribirse en un lenguaje estándar, con cierta figura. Y que en esos relatos yo había puesto groserías, formas que se riñen con la buena literatura (...)
Recuerdo que un programa de televisión, un periodista me dijo “pero cómo usted, siendo profesor, no da el ejemplo, cómo ha escrito estos dos libros llenos de groserías”. Y le dije no hay ninguna grosería. Me dijo “usted es un mentiroso, cualquier persona que lea su libro va a encontrar puras groserías. Acá tengo el libro y por respeto a la gente que está viendo el programa no lo voy a leer. ¿En todo caso, para usted qué es una grosería?” Muy sencillo: en literatura no hay palabras groseras. En literatura hay palabras bien empleadas o mal empleadas. Porque literatura es el arte de la palabra.
“¿Entonces qué es grosería para usted?” Para mí justicia en boca de un juez que amaña los juicios es una grosería. La palabra Dios en boca de un cura pecador que hace daño a la gente es una grosería. La palabra patria en boca de un militar que roba al país es una grosería. Pero cuando un joven de un barrio pobre de Lima viene un amigo y le da una patada y él voltea y le dice “qué te pasa conchaetumadre”, esa no es una grosería porque le sale desde lo más hondo de su espíritu. Ese es el concepto que yo tengo de grosería. Y cortó el programa. (Risas). Imperdible entrevista vía Eterna cadencia.

1 comentario:

  1. este hombre esta loco y ya debe morir por es un viejoooooooo cargi¡oso

    ResponderEliminar

only write