miércoles, 2 de septiembre de 2009

De la Puente: Donde el mar se acaba y la tierra espera...

Las barcas que se despiden del sol (el poemario de Juan de la Puente que acabo de leer -tardíamente, por cierto-) representa para este lector (miserable) el viaje desesperado del personaje-poeta a través de las farragosas aguas del amor y la esperanza que nunca se pierde en la amada, a pesar de las aguas tormentosas y "las piedras" en que a veces nos constituimos. Es un peregrinaje, una búsqueda incansable donde no quedan exentas las dudas del sujeto poético respecto a su propia existencia, terrible constatación de nuestra contradictoria humanidad. A lo largo del libro, el poeta se dirige a su musa, a pesar que ésta ya no estará más. Le habla y levanta enhiesto su verso, a pesar que de antemano conoce que ésta sólo quedará inmortalizada en el poema. De la Fuente hace gala de una poesía abstracta que por momentos -brevísimos- se torna dialogante... te vas hasta que el viento / te dé nombre: pluma, polvo o vuelo avestruz zigzagueante / en campos de la furia y lo sagrado / sabor que hay en tu piel sabe tu nombre de nuevo / en un vestigio florecido / esta tarde regresan todas mis tardes. / la luz se extravía entre los hombres. / sólo una palabra que no está / me salva.
Así es la poesía de De la Puente, así es el amor (desgarrado), así es la existencia...

2 comentarios:

  1. Habrá que conseguirse el libro. Suena interesante.
    Kantu

    ResponderEliminar
  2. Permítame felicitarlo, estimado Augusto Rubio. Su blog es de los mejores a pesar que no aparezca en los rankings (ya sabemos como es ese asunto). Me gusta por la enorme calidad de sus contenidos. Spy docente del área de Comunicación en la UL y cada post, cada lectura es una clase de literatura. Desde aquí le agradezco y haga extensivo el saludo a quiene shacen un Perú más grande. Gracias MAREA CULTURAL.
    En San Isidro amanece todos los días la pantalla con lo nuevo que cada día postean

    Julio Ganoza Hoeffken

    ResponderEliminar

only write