viernes, 29 de mayo de 2009

Las calles de Chimbote: 1970

















Estos días, mientras en Chimbote y en todo Áncash los corazones vuelven a estremecerse recordando los 39 años del mayor desastre natural de la historia peruana, mientras los niños salen raudos de sus colegios -a la hora del simulacro de sismo y tsunami- para abrazarse en la Plaza de Armas, y los adultos rememoran la tarde del 31 de mayo de 1970: las horas de mayor dolor que hayan sufrido, Marea cultural revisa antiguos vídeos y fotografías como las que hoy ofrecemos. Que nunca vuelva a repetirse.

6 comentarios:

  1. Mi padre me comentó Gucho que cuando el estuvo en el San Pedro les dieron azueto a medio colegio (estamos hablando de principios de los sesentas),por la llegada de un sismólogo japonés que años antes ya consideraba peligrosos los casquetes nevados de un flanco del Huascarán,pero mi padre me cuenta que no lo escucharon,es más se rieron del señor y años después sucedió el terremoto del setenta.
    Luego del terremoto,cuenta mi padre, vinieron ingenieros polacos que habían sido los encargados de la reconstrucción de Varsovia que había sufrido un terremoto y recomendaron trasladar a la población civil al sur y una serie de recomendaciones además de un planificado futuro ordenamiento urbano de la ciudad y no les hicieron caso, asi que, no digamos que no ocurra si no que si las fuerzas de la naturaleza se encrespan, se levantan contra un hombre rebelde no digan que no les avizaron, ni los simulacros nos van a salvar.
    Lo peor que puede haber es la tozudes ignorante y la dejadez de las autoridades y la población.
    A mi padre el terremoto lo agarró en pleno viaje por carretera en Casma y el puente se derrumbó,pero logro cruzar el río (de poco cauce,claro) y llegar a Lima donde se enteró de la tragedia.
    Chimbote es una ciudad altamente sísmica ,tú bien sabes Gucho que al río lacramarca lo han desviado de su cauce natural que era por el zanjón ( si no me equivoco) y en caso de un sismo el sistema de agus y desague además del cauce del río provocaría un colapso total en las zonas más deprimidas de Chimbote.
    Nada más, un abrazo miserable.

    ResponderEliminar
  2. gracias, roberto, por compartir estos detalles que sirven para ilustrar aun más a la gente que visita este blog de todos (as).
    mis padres estaban en el cine florida cuando empezó a temblar la tierra y tuvieron que salir a la carrera, pisoteando cuerpos caídos, en una turbamulta impresionante por escapar de la muerte. podría contar aquí muchas cosas. a ver si un día nos reunimos con cámara de vídeo de por medio para charlar.
    un abrazo miserable
    tu amigo

    ResponderEliminar
  3. Mis estimados. ustedes no habían nacido aún pero yo estaba en el estadio (cuando era de tierra y no habían gradas en la popular) y salvé de milagro. fue a las 3 y 40 pm. de hí tuve que volver corriendo a mi casa del jirón ruiz donde la familia me esperaba 8ya estaban completos). pero no se deshicieron de mi tan fácilmente. todavía duro y estoy entero (sino pregúntenle a mi hembrita y a mi electrocardiograma).
    este domingo 31 de mayo seguramente volveré a sentirme agradecido a Dios. ÉL me devolvió la vida.
    este comentario no lo eredacto yo 8le dicto a mi nieto). yo no sé de estas cosas en las que andan ustedes mis menores (de edad nomás). buen blog don augusto rubio ya tendré el gusto de conocerlo para conversar largamente como se merece.
    se cuidan

    teódulo vílchez garcía
    DNI 323749847

    ResponderEliminar
  4. amigos
    tengo algunas fotos familiares del día del sismo, de esos días difíciles para chimbote
    a ver si me contactan.
    trabajo en huarmey ahora. lesw envío un email personal para contactarnos

    elías jorge

    ResponderEliminar
  5. yo tenìa seis años de edad, recuerdo el 31de mayo del 70 un grupo de amigos de infancia nos alistabamos a jugar un partido en la calle ancha del carmen en chimbote, instantes que seescucho un fuerte estruendo y un fuerte viento luego vino un gran movimiento de la tierra desesperados corrimos por todos lados, pasò el movimiento y todo era un caos, desesperaciòn de la gente que corrìa de un lado a otro por ver a sus seres queridos, todo desesperado corrì a mi casa y mis hermanas que estaban en ella estaban ilesas, veìamos como la gente llevaba sus heridos en triciclos, esa tarde muriò una vecina se le vino la pared del segundo piso, como poder olvidar tal fuerza de la naturaleza, como nos castigaba, la tierra se habrìa y brotaba agua, las veredas tenìan un movimiento sigsagueante, se movìan como serpientes, ya han pasado cuanto tiempo y aùn no podemos olvidar tal tragedia que enluto a miles de peruanos, dios quiera que no se repita.

    ResponderEliminar
  6. que loco como la madre naturaleza puede ser tan cruel

    ResponderEliminar

only write