viernes, 8 de mayo de 2009

Reynoso reeditado

Radar libros, de Buenos Aires, dedica su última portada a la reciente edición argentina de "En octubre no hay milagros", novela publicada recientemente bajo el sello El Andariego. Una amplia y elogiosa nota de Mariana Enríquez da cuenta de la trayectoria de su autor y da luces a los lectores bonaerenses sobre el proceso de redefinición simbólica de Lima en el libro, así como del trabajo obsesivo del autor con el lenguaje y de su ideología política. A continuación sólo un extracto. Sería bueno que lean la nota completa aquí.
Lima es narrada por Reynoso con el estilo que después los críticos llamarían “realismo urbano”, pero que es bastante más: pasajes de un apasionado lirismo se contraponen con diálogos en la más cerrada jerga limeña juvenil y le siguen pasajes secos, narrativos, de belleza austera. Reynoso exhibe su virtuosismo en cualquier registro, pero jamás parece ostentoso o arrogante. Y esto es porque En octubre no hay milagros está claramente atravesada por la ideología del autor, por la política: Oswaldo Reynoso se identifica como marxista –entonces y ahora–, y un año después de la publicación de En octubre no hay milagros formó el grupo Narración junto a Miguel Gutiérrez y Antonio Gálvez Ronceros (...)

Sin embargo, Reynoso jamás resultó un escritor programático: su prosa es demasiado sofisticada, demasiado elegante y en ocasiones, en libros como El escarabajo y el hombre de 1970, casi experimental. Su trabajo con la lengua es obsesivo, y en su búsqueda obtiene pasajes de luminosa belleza. (...) Reynoso prefiere escaparle a las polémicas y continuar trabajando, no sólo en literatura –está escribiendo una novela provisoriamente llamada Huamanga, Huamanga– sino en el taller de narrativa que dicta en su propia casa del distrito limeño de Jesús María. Cuenta, lo sabe, con gran cantidad de fieles y de alumnos; sabe que a los 77 años, con su melena blanca, sigue siendo un escritor joven e incómodo; además, un escritor casi secreto, poco conocido fuera de su patria. “Creo sin vanidad que soy el best seller clandestino del Perú”, decía en una entrevista de 2006. “Mis libros se siguen vendiendo luego de más de cuarenta años, aunque nunca aparecen en la lista de los más vendidos. Es que yo vivo y escribo para el Perú: que mis libros tengan resonancia fuera del país es algo que no me interesa.

2 comentarios:

  1. como estudiante de la universidad del santa y admirador de los libros de reynoso (no he leiod todos solo algunos) quiero saludar que oswaldo empiece a ser publicado fuera del paìs. porque lo merece y porque es un autor rebelde siempre, contestatario y sobretodo porque innovó en su momento la narrativa peruana. nada mas justo para el viejo opswaldo que aun sigue de gira por el interior del perù que tanto lo quiere.
    una d elas ultimas veces que estuvo aquí en chimbote fue cuando presentó un libro de narrativa en el prostívulo de tres cabezas. allá estuvimos con los muchachpos y aolgunas compañeras. gracias oswaldo por todo
    salud!

    luis antonio

    ResponderEliminar
  2. Bien por Don Oswaldo aunque pienso que no ha sido valorado en toda su dimensión ,Reynoso es un autor siempre marcado por su vida .Su viaje a una China que se debatía entre la democracia que pedían los estudiantes de las universidades y la tiranía (aún notoria)del PCCH le indujo a escribir sobre los sucesos de Tiananmen en 1989 y asi es como apareció Los eunucos inmortales.
    En octubre no hay milagros es una novela que nos hace notar una Lima desgarrada y de falsas apariencias,donde los aquelarres y el abuso son comidilla de un día en que el Cristo morado es llevado en procesión,en esa Lima de clases medias y bajas no hay milagros,sólo hay espacio para la desolación y la desesperación.
    Un abrazo a Don Oswaldo maestro y escritor.
    literaverba-lector miserable.

    ResponderEliminar

only write