martes, 5 de mayo de 2009

Pizarnik ilustrada

Perversa, enferma, macabra. Todos los calificativos se quedan cortos para La Condesa Sangrienta, Erzébet Báthory, la aristócrata húngara que asesinó a 650 jóvenes, y de quien Alejandra Pizarnik escribió un retrato estremecedor que ahora se publica con ilustraciones del artista Santiago Caruso. El libro, que edita en España Libros del Zorro Rojo, incluye la perturbadora historia de Báthory (1560-1614), quien cometía estos perversos sacrificios y crímenes para bañarse en la sangre de estas muchachas que, según la magia negra que profesaba, le garantizaban belleza y eterna juventud.

Pizarnik, figura clave del siglo XX, y con aureola de poeta de culto acrecentada por su suicido a los 36 años, en 1972; publicó este texto sobre la vampira en 1971, y aunque al principio iba a ser una crítica de la obra homónima de Valentine Penrose, acabó siendo uno los textos más importantes de la autora de El infierno musical. Atraída por el monstruo, Pizarnik inicia este bello y convulso libro con citas de Sade, Artaud o Sartre que dice "El criminal no hace la belleza; él mismo es la auténtica belleza", y la autora añade: "la perversión sexual y la demencia de la condesa Báthory son tan evidentes que Valentine Penrose se desentiende de ellas para concentrarse exclusivamente en la belleza convulsa del personaje".

Con una prosa muy poética, la escritora argentina va relatando los episodios de esta condesa que durante seis años se dedicó a cortar venas y arterias de jóvenes doncellas a las que tenía meses en las celdas y salas de torturas de su castillo. El libro se presentará en Barcelona y Madrid a fines de este mes.

1 comentario:

  1. béthory, prefiero a la banda de hardcore

    k.

    ResponderEliminar

only write