domingo, 17 de mayo de 2009

Hasta siempre amigo

Hoy falleció en Montevideo el escritor y poeta uruguayo Mario Benedetti. Tenía 88 años, una enfermedad intestinal crónica, y una ferviente forma de vivir en poesía. Autor de más de ochenta libros de poesía, novelas, cuentos y ensayos, así como de guiones de cine, consagró toda su vida y obra a engrandecer el patrimonio literario y artístico de nuestra América.

El autor, galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), por su libro La Tregua (traducida a más de una veintena de lenguas y con más de 150 ediciones), también recibió el Premio Iberoamericano José Martí (2001) y el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005).

Todavía recordamos la primera vez que leímos "Táctica y estrategia". Ese día comprendimos que Mario siempre iba a vivir entre nosotros, que se quedaría para siempre en la biblioteca de casa y en la memoria colectiva de quienes han sentido profundamente sus poemas. Tú no te has ido, Mario; tú estás aquí amigo, tus libros te han hecho inmortal.

3 comentarios:

  1. nunca te olvidaremos.

    landeo

    ResponderEliminar
  2. Allende (poema de mario benedetti r.i.p)

    Para matar al hombre de la paz
    para golpear su frente limpia de pesadillas
    tuvieron que convertirse en pesadilla
    para vencer al hombre de la paz
    tuvieron que congregar todos los odios
    y además los aviones y los tanques
    para batir al hombre de la paz
    tuvieron que bombardearlo hacerlo llama
    porque el hombre de la paz era una fortaleza

    para matar al hombre de la paz
    tuvieron que desatar la guerra turbia
    para vencer al hombre de la paz
    y acallar su voz modesta y taladrante
    tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
    y matar más para seguir matando
    para batir al hombre de la paz
    tuvieron que asesinarlo muchas veces
    porque el hombre de la paz era una fortaleza

    para matar al hombre de la paz
    tuvieron que imaginar que era una tropa
    una armada una hueste una brigada
    tuvieron que creer que era otro ejército
    pero el hombre de la paz era tan sólo un pueblo
    y tenía en sus manos un fusil y un mandato
    y eran necesarios más tanques más rencores
    más bombas más aviones más oprobios
    porque el hombre del paz era una fortaleza

    para matar al hombre de la paz
    para golpear su frente limpia de pesadillas
    tuvieron que convertirse en pesadilla
    para vencer al hombre de la paz
    tuvieron que afiliarse para siempre a la muerte
    matar y matar más para seguir matando
    y condenarse a la blindada soledad
    para matar al hombre que era un pueblo
    tuvieron que quedarse sin el pueblo.

    zu.

    ResponderEliminar
  3. hasta siempre Mario.
    literaverba-lector miserable

    ResponderEliminar

only write